ciudades inteligentes abb y sumelex

El 5G transformará los centros de datos de las ciudades inteligentes

El 5G transformará los centros de datos de las ciudades inteligentes

 

El reciente lanzamiento del primer iPhone 5G de Apple es el último ejemplo del próximo gran cambio en el volumen y la frecuencia de datos que utilizan consumidores, empresas e infraestructuras. Esta transformación ha sido turboalimentada por los cambios de comportamiento provocados por la pandemia, como el teletrabajo y las compras desde casa..

 

Es hora de pensar de forma aún más innovadora sobre la forma de construir y gestionar los centros de datos.

«Como más de la mitad de la población mundial vive en ciudades, las zonas urbanas van a estar bajo presión para mejorar la eficiencia de sus infraestructuras», ha dicho Brian Johnson, responsable del segmento global de centros de datos de ABB. «Las ciudades más inteligentes encontrarán formas de integrar sin problemas los servicios que prestan, y de apoyar la colaboración entre las instituciones y las empresas comerciales, volviéndose estas inteligentes también».

«Se podrían ver las ciudades inteligentes del futuro como agregaciones de datos o incluso pensar que -adaptando la famosa cita de John Gage de Sun Microsystem- la ciudad es el centro de datos».

La promesa a largo plazo de esta visión de la ciudad inteligente es emocionante. Ofrece una serie de servicios que produce un ciclo virtuoso, el cual proporciona nuevos y cada vez mejores análisis, los cuales a su vez mejoran los servicios, el bienestar y nuestra forma de hacer negocios, trabajar, descansar y disfrutar:

  • Coches que son más seguros cada vez que algún vehículo se encuentra en una situación que pueda enseñar al resto cómo evitarla.
  • Semáforos y carriles de circulación restringida gestionados en tiempo real para que maximicen el flujo del tráfico y minimicen la contaminación.
  • Unos recursos de electricidad, gas y agua distribuidos de forma más sostenible porque su generación y asignación están basados en conocimientos analíticos procedentes del aprendizaje automático del consumo en tiempo real, así como de la demanda prevista.
  • Unos profesionales de la salud que interactúan fácilmente y con mayor frecuencia con las personas, diagnosticándolas antes, asignando los servicios de manera más eficiente e informando a las comunidades sobre focos de enfermedades.
  • Transacciones inteligentes y sin ningún contacto que van desde tomar un café hasta la renovación del carné de conducir u otra gestión en entes públicos, que se vuelven más seguras y comunes con el tiempo.

Aunque el 5G proporcionará una solución de ancho de banda para facilitar y acceder a dichos servicios en el día a día, la configuración de los centros de datos será variable según cada ciudad y necesidad. Es probable que veamos combinaciones de unidades más pequeñas -o miniunidades– en lugares al «borde» de redes en la nube, como en la parte superior de las farolas donde pueden procesar los datos de tráfico sin necesidad de acceder a la nube, y lugares más grandes y resistentes que realicen tareas de análisis superiores.

La capacidad de estas diversas instalaciones para funcionar juntas requerirá un mayor nivel de IA, incrementada por la vigilancia de las condiciones y el mantenimiento predictivo, para mantener la conectividad de toda la ciudad funcionando de manera eficiente. Su construcción debería desafiar al mercado para que innove con nuevas soluciones para el tamaño, la configuración y los requisitos operacionales del centro de datos.

Pero aunque la forma de construir y gestionar los centros de datos variará de un lugar a otro, la experiencia de ABB sugiere un conjunto de cualidades que serán cruciales para asegurar que la innovación resulte eficaz y sostenible:

Gestión de la energía

La combinación de energías, en constante evolución, seguirá diversificándose para satisfacer los ambiciosos objetivos de sostenibilidad. En la actualidad, los centros de datos utilizan energías renovables mediante acuerdos de compra de energía, y el futuro podría traer métodos más directos como la generación de energías renovables «in situ» o planes de «energía como servicio» para que los centros de datos participen plenamente en las redes eléctricas locales. El uso de diversas fuentes de energía eficazmente requiere una combinación de medidas para determinar, por ejemplo cuándo usar y cuánto usar dentro de una estrategia general de energía. Con este fin, ABB ha integrado el uso de la energía y las funciones de control incluso en los componentes más básicos, como los disyuntores con API digitales preconfiguradas (la unidad digital de baja tensión de ABB se llama Ekip UP) con el fin de que los usuarios vayan por el camino correcto para obtener beneficios y valor.

Monitorización y mantenimiento

El aumento en las exigencias sobre la infraestructura requerirán estrategias nuevas que reemplacen a las viejas rutinas de intercambio de componentes antes de que puedan o no fallar y/o esperar a que fallen antes de arreglarlos. Los dispositivos inteligentes que se utilicen tendrán la salud de los activos «integrada» en su diseño y, por lo tanto, conducirán a un programa de mantenimiento predictivo que maximice la eficiencia operativa (compárelo con cambiar el aceite de su coche cuando el historial de conducción lo justifique y no porque haya pasado un número determinado de meses). Este planteamiento compensa también tanto por los gastos de viaje para el mantenimiento rutinario o programado como por los costes de la inspección en sí y el tiempo de inactividad innecesario.

Respaldo

Uno de los beneficios más tangibles de la conexión digital es la rapidez y eficiencia con la que se pueden realizar tanto las ampliaciones como la resolución de problemas cuando las conexiones entre dispositivos inteligentes se realizan a través de cable de fibra óptica, la cual puede reducir en un 90 % el número de conexiones en comparación con el cobre analógico, además de la identificación automática cuando se instalan. Esto significa que los datos en sí pueden almacenarse en nubes, de modo que haya una redundancia virtual o «espejo» de la infraestructura operativa de una instalación y sea improbable que cualquier interrupción conlleve pérdidas de datos o análisis.

Gestión de crisis

Además de automatizar cosas como el flujo del tráfico para dar prioridad a los servicios de emergencias, imagínese un edificio inteligente que pueda: dirigir a las personas hacia la salida más segura en caso de incendio u otra catástrofe; comunicarse con el camión de bomberos mientras está en camino y ofrecerle indicaciones para una máxima seguridad y eficacia, indicándole quizás incluso cuál es la composición del fuego y la toxicidad de los gases del humo.

«En resumen, una ciudad inteligente, cuando se combina con el 5G y otras soluciones de conectividad y una red de centros de datos totalmente integrada, puede elevar significativamente la calidad de vida, la seguridad pública y la eficiencia energética, conservando a la vez recursos valiosos y contribuyendo a un futuro mejor», ha dicho Johnson.


 

Sobre ABB

ABB (ABBN: SIX Swiss Ex) es un líder tecnológico que está impulsando la transformación digital de las industrias. ABB cuenta con una trayectoria de innovación de más de 130 años y con cuatro negocios globales enfocados en nuestros clientes: Electrification, Industrial Automation, Motion y Robotics & Discrete Automation, apoyados por la plataforma digital ABB Ability™. El negocio Power Grids de ABB será transferido a Hitachi en 2020. ABB opera en más de 100 países y emplea a cerca de 147.000 personas.

Solicita información en tu punto de venta más cercano

Grupo Sumelex cuenta con numerosos puntos de venta distribuidos en Extremadura y Andalucía. Si deseas obtener más información sobre la última innovación de Niessen, localiza tu centro de distribución más cercano. Estaremos encantados de atenderte.